Cinco observaciones sobre validez y derogación