Rosa Chacel, Estación. Ida y vuelta