El aumento de la interacción es la gran revolución de nuestro tiempo