Berlín, recuerdos de un paisaje terminal