El carácter prático de los deberes jurídicos