Ramón Xirau, decir lo inefable